Antena de radio para Trike

 Una parte importante de nuestro avión es el sistema de comunicación con tierra mediante la radio. Todos sabemos que si la radio no está conectada a una buena antena las comunicaciones son deficientes. Pues bien, si queréis tener una buena antena exterior para vuestra radio, ya sea de banda aérea o de 2 metros, instalada en el avión, que funciona a la perfección y que cuesta muy poco dinero no tenéis más que seguir leyendo este pequeño artículo.

El material necesario son unos metros de cable RG-58 (en función de cada trike) y un conector para la toma de la radio. Necesitaremos también un medidor de estacionarias para poder ajustar bien la antena.

Lo que haremos será instalar un cable desde la ubicación de la radio (normalmente un walki) hasta el mástil que sostiene el ala. Previamente pondremos el conector de la radio en la primera punta del cable y que será del modelo adecuado a la radio que tengamos.

 

 

 

 

Una vez que llegamos al mástil, subimos el cable hacia arriba por el mismo sujetándolo con bridas y lo pasamos por el interior de la bolsa de la quilla hacia atrás hasta que salga por el final de la misma.

 

 

 

 

Justo donde acaba la tela de la quilla abriremos el cable y separaremos el vivo (núcleo central del cable) de la masa (malla que recubre el núcleo central) en forma de Y. Los brazos de la Y tendrán la misma longitud, longitud que hemos de calcular según la siguiente fórmula:

L=300000/Frecuencia con la que vamos a emitir. Por ejemplo, si vamos a emitir en 130.125 MHz, la longitud que deberemos tener es:

L=300000/130125 de donde L=2,305 metros

Ahora bien, esta longitud correspondería a una onda completa y podemos reducirla en 4 veces para tener una antena de 1/4 de onda.

L=2,305/4 de donde L=58 cm

La masa veréis que es una malla y tenéis que estirarla a la vez que que se enrolla sobre si misma hasta conseguir un cable más o menos homogéneo. Después juntáis los dos hilos, masa y vivo y los cortáis a la misma longitud (los 58 centímetros que nos ha dado el cálculo anterior).

El vivo lo sacamos hacia el plano izquierdo del ala pasándolo por los ojales de las cuerdas que sujetan las costillas, entre los hilos de las costuras o como nos venga bien, procurando que quede lo más estirado posible. Con la masa hacemos igual pero en el plano derecho.

 

 

 

 

Una vez hecho esto, conectamos el medidor de estacionarias a la radio y al cable de la antena que acabamos de hacer y lo calibraremos (seguir las instrucciones del medidor para calibrarlo). Una vez calibrado pulsamos el PTT y medimos las estacionarias que tiene nuestra antena. Supongamos que nos da un valor de 3. Pues bien, lo que haremos para reducirlas es ir cortando pequeños trozos de ambos extremos de la antena (vivo y masa) por igual, por ejemplo unos 3 mm cada vez. Una vez cortados volvemos a pulsar el PTT y observamos las estacionarias que nos da. Lo normal es que hayan bajado un poco. Pues bien, repetimos éste proceso de corte de los extremos de la antena hasta que tengamos el mínimo de estacionarias (lo más cercano a 1 posible). Una vez lo hayamos conseguido nuestra antena ya está en uso.

Os puedo asegurar que ésta antena casera (creo que la llaman bi o dipolo, no soy ningún experto en electrónica) funciona a las mil maravillas en un trike, de hecho, hemos encontrado que la calidad de emisión-recepción es muy superior a cualquier otra antena comprada en el mercado y como podéis ver es menos engorrosa y por supuesto más económica.